Tipos de calderas

923 18 05 61
Tipos de calderas

¿Estás buscando una empresa de mantenimiento de calderas en Salamanca? Si estás pensando en cambiar la caldera de tu hogar, antes de comprar una caldera nueva y contratar un servicio de mantenimiento, deberás saber cuál de ellas se adapta mejor a tu sistema de calefacción y agua caliente.

Lo habitual es colocar calderas de gasoil en las viviendas. Estas calderas funcionan quemando gasóleo doméstico, conocido como Gasóleo C, que permiten calentar el agua y todo nuestro hogar. Existen dos tipos de calderas diferentes que llevan a cabo este cometido: las calderas de gasoil instantáneas y las calderas que funcionan por acumulación. Una vez que tengas claro qué caldera elegir, podrás contratar un servicio de mantenimiento de calderas en Salamanca acorde con tus necesidades. 

En cuanto a las primeras, las calderas de gasoil instantáneas, son aquellas capaces de calentar el agua según nuestras necesidades. Es decir, calientan el agua al momento de abrir el grifo. Esa es la mayor virtud de este tipo de calderas. Como inconveniente, este tipo de calderas instantáneas necesitan un tiempo para que el agua alcance la temperatura idónea. Tras abrir el grifo de agua caliente deberás esperar unos segundos hasta que llegue a ti.

En cuanto a las calderas por acumulación son aquellas que, disponen de un pequeño depósito o acumulador de agua, donde se va almacenando el agua que va calentando la misma caldera. Este tipo de calderas son ideales para aquellos que necesitan agua caliente de forma inmediata o en aquellas viviendas donde habitan más de cuatro personas. Su mayor inconveniente es que, este tipo de calderas resultan más caras de mantener, pues su consumo energético es mayor.

Conociendo las diferencias entre ambos tipos de calderas, te será mucho más fácil decidirte por un sistema de calefacción u otro. Luego solo tendrás que ponerte en contacto con Ingasa para contratar el servicio de mantenimiento.